0 4 mins 1 mes

Prensa CEB 13.3.2024.- La Comisión Nacional de Prevención y Formación de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), realizó el proceso de socialización de los protocolos de prevención contra el abuso en las jurisdicciones eclesiásticas del Arzobispado de Santa Cruz y el Vicariato Ñuflo de Chávez, el jueves 7 y  9 de marzo respectivamente.   

Mediante exposiciones orientadoras y la distribución de materiales educativos basados en la Política de Salvaguarda y Líneas Guía para Prevenir e Investigar denuncias de abuso sexual de menores y personas vulnerables de la CEB, se alcanzó con la formación en prevención a padres de familia, estudiantes, docentes como a sacerdotes.   

“Ha sido una actividad donde hemos impartido por un lado formación, con la intención de que el tema de la violencia sea prevenida, hemos trabajado fundamentalmente desde tres aspectos, primero el pastoral, luego los lineamientos jurídicos y el de educación y familia”, detalló Jorge Fernández, responsable de la Comisión Nacional de Formación y Prevención de la CEB.   

En primer aspecto lo expuso la hermana Eliana Flores, secretaria para la Pastoral de la CEB, quien compartió los fundamentos bíblicos y teológicos de la pastoral como prevención,  con dos premisas importantes, “cuidar” y “custodiar”; fue una intervención “valorada” por los asistentes.

La segunda presentación la realizó  la doctora Noelia Saavedra que es parte del equipo de la Comisión Prevención y Formación de la CEB, expuso específicamente los lineamientos jurídicos en los cuales se está trabajando en el tema de la prevención. “Ha expuesto la visión que tiene la CEB en torno al tema de las diferentes acciones de violencia, física, sexual entre otras. Y como Iglesia Católica, queremos prevenir estos tipos de violencia”, agregó. 

La tercera intervención estuvo a cargo de Fernández como responsable de la Comisión con el tema de la relación que existe en torno a educación y familia, como un tema específico para prevenir la violencia. “En esa perspectiva se  trabajó desde la concepción del catecismo de la Iglesia Católica en torno a la familia y específicamente en la relación que existe entre padres de familia, estudiantes, docentes, en un contexto de una comunidad educativa, que muchas veces se ve vulnerada precisamente por actos de violencia que giran en torno a los miembros de la misma”.

Destacó que la familia no sólo tiene que ser el sustento de las niñas y niños, sino que fundamentalmente tiene que ser un lugar de acogida, de recepción y de custodio como personas humanas.

El evento contó con la presencia de Monseñor Antonio Reimann, Obispo del Vicariato Apostólico de Ñuflo de Chávez,  en la jornada que se desarrolló el 9 de marzo. “Realmente ha sido una presencia pastoral muy importante, porque el con su participación también convocó a los sacerdotes del vicariato, quienes han estado presentes y han participado este proceso de formación”, resaltó.

Fueron unos días de encuentro enriquecedores, con diversos públicos, llenos de preguntas y necesidades que fundamenta el trabajo de la CEB en el tema de prevención y formación. Se prevé que el próximo 21 y 27 de marzo se socializará en las jurisdicciones eclesiásticas de Oruro y Cochabamba.