Conferencia Episcopal Boliviana

Categoría: Noticias de contraparte.

Fecha: 29 de agosto 2016

Autora: Natalia Casanovas.

Fotografía: Jaime Tapia Portugal.

Fuente: Comisión Episcopal de Educación (CEE).

DSCN2049El investigador Cristian Carrasco, docente de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y participante del equipo de investigaciones agropecuarias de la Universidad de Lund Suecia, expuso sobre la importancia de la transformación de la tecnología en la agricultura para que exista un mayor rendimiento e incremento de productos naturales. El calentamiento global es un gran problema que genera incertidumbres en la producción y por esta causa mantiene la idea de cambiar programas de producción que sean amigables con la madre tierra.

La Comisión Episcopal de Educación ha buscado espacios de calidad para reflexionar sobre los avances y perspectivas de la incorporación de educación técnica en diferentes instituciones educativas. Como respuesta a esta inquietud, publicó recientemente la “Memoria del Simposio Nacional Educación técnica, tecnológica y productiva. Avances y perspectivas” con la finalidad de brindar al público las ponencias de los especialistas, en este caso del experto en agricultura Cristian Carrasco.

En la ponencia el especialista explica que el cambio de temperatura ocasionó que muchas especies y vegetación cambien de hábitat; el crecimiento a mayor altura simultáneamente produjo resultados negativos. Sin embargo, la adaptación del humano para el desarrollo es imprescindible. “Ha traído enfermedades, las plantas crecen a mayor altitud, los insectos se adaptan a este hábitat pero así también los cultivos y la humanidad lo han hecho”, sostuvo el investigador.

La Universidad de Suecia y la UMSA hicieron varias investigaciones relacionadas con tener una mayor producción alimentaria. El estudio que llevó a cabo esta inquietud fue en relación a un producto muy consumido en Bolivia: la papa. La pregunta que dio inicio a una nueva transformación en la tecnología agrícola fue: ¿Cómo afectaría el cambio climático a la transformación agrícola del altiplano boliviano? La respuesta fue el encuentro de un nuevo término llamado “chuñificación”, es decir, la producción del chuño a gran escala, alimento que tiene procedencia de la papa.

“El chuño es un alimento considerado gourmet y además los estudios del doctor Peñarrieta confirmaron que el chuño tiene mayor cantidad de almidón resistente, lo que es mejor para la salud porque combate la diabetes, entonces, los resultados indican que es más beneficioso comer chuño que papa”, señaló Carrasco.

Otro alimento que es muy requerido es la quinua, y Bolivia es el segundo productor mundial porque el primero es Perú. El experto cuenta que se está iniciando una estrategia basada en la mutación radio- inducida con el propósito de mejorar las semillas de la quinua para incrementar la productividad.

El propósito de este estudio es promover la investigación mediante una integración. Carrasco propone vincular el estudio con más gente joven para que cambie el valor agregado que se le puede dar a los productos nacionales con la meta de promocionarlos de una mejor manera.

El lector tiene a su disposición el video con la totalidad de la ponencia en:

https://www.youtube.com/watch?v=5fcL-59IGFo&feature=youtu.be

La ponencia puede ser leída en su integridad en los siguientes enlaces: http://www.formaciontecnicabolivia.org/webdocs/publicaciones/2016/MemoriaSIMPOSI%20CEE.pdf

http://edubolivia.org/wp-content/uploads/2016/06/MemoriaSIMPOSI-CEE.pdf